Escoge tu caja nido, ¿te ayudamos?


ESCOGE TU CAJA NIDO

Es obvio que el objetivo prioritario cuando colocamos una caja nido es que la ocupen. Partiendo de esta premisa, y dependiendo de las especies que queramos como inquilinos, deberemos decantarnos por unos modelos o por otros. Tampoco está de más que antes de decidirnos por un modelo u otro hayamos tenido en cuenta las especies de pájaros más habituales del entorno en donde se colocará dicha caja nido (una guía de identificación y unos prismáticos nos serán de gran ayuda en esta gratificante tarea de investigación).


Modelo básico

Es el modelo con más alto porcentaje de ocupación. Según el pájaro que queramos potenciar, tanto las medidas de la caja como el agujero de entrada tendrán unas medidas u otras. Lógico, ya que no es lo mismo un herrerillo común, un trepador azul o un cárabo, son de tamaño y peso totalmente diferentes. En la ficha de producto encontraréis descritas las especies que suelen ocuparlas.

Modelo frontal abierto

Este modelo está pensado para especies que normalmente hacen el nido a media altura, entre arbustos, setos, grietas de muros, etc. Las más usuales son el petirrojo, la lavandera blanca o el colirrojo tizón. Al colocarse a muy baja altura, debemos tomar precauciones frente a posibles depredadores, como los gatos en caso de lugares urbanos o de garduñas, comadrejas y otros pequeños mamíferos.

Modelo para murciélagos

Los murciélagos son unos grandes aliados en el control de insectos, ¡y nos librarán de una gran cantidad de mosquitos!. Para potenciar su presencia podemos optar por una caja nido simple o bien por refugios de mayor tamaño en donde se podría establecer una colonia. Las especies que con mayor frecuencia ocupan estas cajas son los murciélagos urbanos y semi-urbanos y los de bosque.


Modelos para rapaces

En otro apartado, tenemos a las cajas nido para rapaces, tanto diurnas como nocturnas. Son cajas utilizadas principalmente por profesionales de la conservación, todo y que pueden ser colocadas sin problemas por aficionados a las aves.

Su función puede ser doble: potenciar una o varias especies en algún lugar concreto (debido a un declive poblacional de la especie en sí),  y/o controlar plagas como las del topillo campesino, topo común, ratones, etc.

Lo modelos son muchos y variados, de frontal abierto (les gusta a los cernícalos y cárabos) hasta la básica con diferentes diámetros de entrada (para autillos o mochuelos) o con doble compartimento interior como la de la lechuza. Algunas de ellas también podrán ser aprovechadas por otras aves, como la abubilla, la paloma zurita o la carraca.

Escoger una caja u otra dependerá mucho del objetivo a alcanzar.


Modelos para insectos

Aquí se nos abre otro inmenso mundo, el de los insectos. Las cajas nido y/o refugios que encontrarás en nuestra tienda están diseñados para atraer lo que llamamos “fauna auxiliar“, es decir, aquellos insectos que por sus características nos pueden ser de ayuda en el huerto o jardín, como los polinizadores (abejas, abejorros, mariposas) y los controladores de plagas (mariquitas, tijeretas).

En este caso podemos escoger entre los diferentes modelos existentes según nuestras necesidades.

Nido-refugio para mariposas
Nido-refugio para abejas y abejorros
Nido-refugio para mariquitas

Nota

¿ Todavía no tienes claro qué escoger ?
No te preocupes, contacta con nosotros y estaremos encantados de asesorarte
¡ Llevamos años aconsejando a muchos amigos !

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *