Las aves insectívoras como controladoras de plagas

¿Sabías qué…?

Las cajas nido para aves insectívoras son una herramienta de gran utilidad para el control biológico de plagas. Si tenemos en cuenta que un herrerillo común puede comer más de 150 larvas al día, ¡calcular la cantidad de insectos que consumen, sobretodo durante la época de cría de sus polluelos! Pueden llegar a ser más de 50.000 al año!!! Entre su dieta podemos encontrar a la oruga de la procesionaria, a la de la encina y a otros insectos que nos son perjudiciales en la huerta.

Pero no solo las aves insectívoras nos ayudan en esta tarea, también los murciélagos y las aves rapaces forman parte de este ejército para mantener el equilibrio natural. Los murciélagos gracias a que se alimentan de multitud de insectos por la noche, rellenando así el espacio horario que dejan las aves insectívoras. Y las aves rapaces porque se alimentan de insectos de mayor tamaño así como de roedores como el topillo campesino (aquí tenéis un ejemplo http://grefa.org/alfonsopaz/).

¿Son o no son unos grandes aliados en el control de plagas?
Se ha demostrado que, si bien no eliminarán una plaga por completo, si son capaces de controlarla y mantenerla dentro de unos márgenes razonables, tanto para nuestro beneficio como del ecosistema. Las cajas nido ayudarán a alcanzar dicho fin. Así pues ….. ¡a colocar cajas nido! Más información sobre el control biológico de plagas en https://www.gardenbirds.es/control-de-plagas-biologico/


0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *